30.6.07

ausencias

una Voz que no escucha
se hace propia y se apropia de todas las otras voces


la Ciudad se chorrea de óxido
engulle a sus ciudadanos
los destierra los amasa los consume

la Ciudad se estira en sonidos hipnóticos










intuición es el saber de las mujeres
/ancestral/
instinto maternal le dicen ellas
muertevida garantizada en el vientre
/dientes afilados de la concha
agujeros negros de las ciudades/



y la muertevida que no deja de ser un misterio...
no debe dejar de serlo
y con el misterio
/ocultismo refinado o embrutecido/
se lucra
se vive
se receta
se prescribe
se uniforma
se enmisteria
no existe otro misterio: la ausencia
ausencia ministeriada
en ventanillas que conducen a otras ventanillas, en responsabilidades limitadas, estamos enlatados en códigos de barras enfrentadas, decifrados de mentiras, limitados por barrotes de ventanillas de apuestas, de impuestos, de imposiciones, de reclamos, de decencias que no se prestan a desear, entre reclamos y caprichos, entre ausencias y avenidas:
burocrateados


las voces estallan en multitud
la multitud se hace una Voz
que al mismo tiempo es silencio




15 comentarios:

Arleqino dijo...

"amor, ¿sabés? los sesenta fueron tres putos años nomás"

La Flaka dijo...

Leo tu texto y recurre a mí un pensamiento.

Madera, montañas, instrumentos de viento, fuego de salamandra.
Ventanas amplias, olor a tierra mojada y amasada.
Verduras frescas, espacios amplios.

Quizá los ancestros me llamen a abrazar la madre tierra una vez más.

¿Vivir aislados o conectados de otra manera?

En la ciudad te encuentro y encuentro a otros en el vibrar de los cuerpos.

Pero la soledad se me hace más sóla cuando la ciudad es "capital".

Cuando es capital de pocos, cuando es tierra de ninguneos, cuando es muro de silencios.

"las voces estallan en multitud
la multitud se hace una Voz
que al mismo tiempo es silencio"


Cuétame de tus historias, amado, de tus miedos, tus anhelos.
Háblame con tus sentires.
Háblame desde tu cuerpo.

Encontrarás una voz, una mirada, un latido, una sonrisa, un grito.

Algo así como una música sin partitura, como una manera de sentirse vivo, en medio de tantas soledades materializadas.

marvision dijo...

Cariño, arle...pásate por mi casa y recoge un premio, anda...marimar
besos

LiterataRoja dijo...

hermoso el texto y, de paso... que grande el indio solari!

Anónimo dijo...

bay

marie.y.su.mambo dijo...

En la ciudad vemos sin mirar...oimos sin escuchar...en la ciudad somos uno más, en las multitudes...igual, esta en uno hacer la diferencia...no importa donde, quizas solo dentro de uno mismo ...Besis

AkashA DulcineA dijo...

¿De quién se ausenta la estatua cuando esa mano que vibra la toca?
¿Dónde se escurre la noche cuando la lluvia fría la desgaja, la despedaza, la somete?

No sólo Venus ha robado las pieles, ¿será un Apolo que sale de paseo por la ciudad con su frágil abrigo?, ¿un vampiresco Ares cuyo látigo está recubierto con la cola de un zorro?

Sólo sé que Zeus no quiere ser, es demasiado omnicastrante para su rebelde naturaleza...

¿Será Hérmes, tres veces grande?, y sus mensajes son tan gélidos como... como... lo he olvidado... (¿será como los de los Dioses muertos?, no sé...)

¿Y Dionisios fotógrafo noctámbulo?, está ausente, queda claro...

Tina Marie dijo...

Muy bien escrito.
Deja mucho que pensar.
Feliz Noche de Domingo.
Saludos.

Perséfone dijo...

Dejo la huella de mi paso y me voy con el olor de la madera (es el que mas me acomoda).

Abrazos.

Anónimo dijo...

Muy bueno.
Y esas fotos perfectas acompañantes..
de un texto lleno de sentimientos..
lilas
www.tendrastuslilas.blogspot.com

almaenamorada dijo...

Aun reflexionando.. Se amontonan los sentidos..haciendose uno solo: Tus letras!
=)
Te dejo muchos saluditos!!

Hulde Ayala dijo...

la ciudad así relatada -no sé por qué- se me figura una anémona... jeje, neta no sé por qué, mi cabeza...

saluditos!!

Natasha dijo...

¡ausencias! ¿acaso una coincidencia?

Oh amigo, ¿que te está torturando en tus hechuras estrictas?

hay una alegría ciega un hambre de presentirte

detrás de un ensordecedor silencio

es obvio que, como atadora de cabos sueltos no me pronostico mucho futuro,

¿cuál es la realidad, la racional con lógica matemática o la intuición-al con lógica absurda?

de instante en instante el contundente gemido

el aire que se respira, la boca que sonríe, la piel que transpira, el ojo que divisa, la mano que estruja:

¿porque todos los extremos me conducen a tu boca?

mejor dicho a este morir incesante, mejor sigo

dedicándome a descobijar piedras ariscas e incautas.

ya esta aquí la ausencia infranqueable, la procaz que nos asesina

azogue de muerte, chorreante vida oxidada negación... de simultanea desdicha

entre lo mundanal irrisorio y un corazón que tiembla...

I es que a veces las palabras resultan infructuosas
ante las punzantes cosquillas de disfrutarnos ausentes

Nati

Gasper dijo...

Y encima se reunen los autores de "La ciudad de la furia"
(la ciudad de nosotros)

Abrazo y no se pierda en el interior de estas "civilizaciones"

Tresketecho dijo...

La "Ciudad" ese monstruo devorador de amasijos oxidados que vos has sabido dibujar y desdibujar con ecuánime furia futurista, mejor que su dibujante

Sólo una cosa amigo, cuidate de los chirriantes misterios del monstruo y sus ausencias

Saludos