18.2.07

cuentos de hadas

¿con quién querés hablar?

.
…..
(voy entre la gente, me tapan olas de gente, navego entre ellos. buscando.)
no se. es como si buscara entre la gente a mi interlocutor. a quien me hablaba hace apenas unos minutos. recién…

pero…

lo olvidé.






Hay una conversación perdida. hecha añicos, que no deja de nacer y renacer: siempre igual, siempre la misma, siempre en el mismo tono, siempre en la misma ola.










esa nena es mala. vos te tenés que buscar una nena buena. ¡no seas maricón! las nenas son malas.
/ella no tiene lo que vos tenés.
(ellos no tienen lo que vos tenés.)/
esa mujer no es como todas las demás: una que yo se es la madre de tus hijos. eso la hace diferente. todas las otras son putas. ella no. ella no caga, ella no coge, ella no vive. ella tiene que estar bien atendida: será la concha que atesore tu es-perla.
será la más parecida a tu madre. la creadora de quien eres. para que a tu hijo
/perlabienestengoloqueellano:unapellidoqueperduráatravésdeltiempotengounpenequeloasegura/ nunca le falte nada.
¿fue nena o nene?
¿o sos una nena acaso?
/ellos no tienen lo que vos tenés.
ellos tienen un sueldo pobre con el que no pueden menos que morirse de hambre, nosotros en cambio te tenemos a vos, que sos varón, a vos al que no le va a faltar nada nunca, que vas a llevar el apellido familiar y todo el honor de nuestra familia sobre tus hombres modelo, hombres caídos bajo el peso de nuestra ley: la ley divina/
¿o sos nena acaso?
¡puto de mierda!






pero sobre todo son ellas las que saben como ser hombre.¿o me vas a negar que todo el galardoneo es para conquistarla a ella: la que es distinta a las demás, la madre de… tus hijos: que debió ser también tu madre?





pero… ¿a quién le estoy hablando?
¿no es la misma persona que me estará midiendo según lo que le parece: según lo que le dijeron?
¿de quién estamos hablando?
¿no es de la misma persona que fue medida según otros pareceres: dichos de dichos?


¿dirás algo de?
¿o me dejarás morir en este silencio de frases repetidas hasta la eternidad: el principio de todos los tiempos?

12.2.07

ser percibido...









no quiero mirarte, prefiero que el espejo refleje lo que está detrás, tu mirada me lastima y debo desviarla, mi mirada se desintegra en la tuya.
las cuatro paredes me oprimen, estoy en el medio y afuera la lluvia quema los recuerdos que he descartado, no puedo pensar en nada más, no puedo desviar mi mirada, no puedo dejar esta habitación: no puedo querer nada más.


hay un payaso borracho que perdió su corazón en una apuesta. camina bajo la lluvia con el esqueleto de un paraguas que le permite al menos imaginar que su esqueleto está seco, ¿pero de qué sirve un esqueleto –apenas un símbolo- cuando hay tanta gente muerta masticándose a cada paso?
una gata bailoteaba alrededor de un macho. el macho la olfateaba y presentía la trampa. la gata presientía que él la presientía. bailoteaba más, se amodorraba, se precipitaba en vueltas y revueltas, se desconsolaba. luego lo miró desde abajo… parpadeando. el gato apagó sus pensamientos. ¡insistió a pesar de todo!
“si no pensás que es puta es porque no te gusta”le dijo el hombre de la luna y siguió tocando su flauta sentado sobre un cráter.
el payaso vio su corazón dentro de la boca de ella mientras bailaba a su alrededor. quiso rescatarlo pero ya era tarde, ella se lo había tragado tras ganar la apuesta.
/apostaron quien podía llegar más lejos simulando estar cerca./
“si pensás que realmente es puta es porque ya no te importa” –piensa el payaso mientras camina borracho: ya no puede querer.



estás al acecho todo el tiempo se que algo planeas ¡estoy alerta! corro los riesgos debidos no puedo irme muy lejos no puedo distraerme no quiero que me apuñales por la espalda...
debo hacer algo.
distanciarme: hacer que todo esté bien, busco la mirada de los demás y siento la tuya, me toca tu sombra, debo simular, debo hacer como si no pasara nada -"no sos vos..."-, no puedo mostrar lo que siento (ni a tí ni a nadie), no corresponde -me avergonzaría que me supieran celoso-, no puedo confesar mis dudas; no estoy seguro de donde sea que vienes, no lo podría aceptar aunque lo supiese; te ignoro y me recorres en cada ínfima fibra -mataría a quien te atrevieses a desear y te mataría a tí por hacerme sentir lo que siento-; debo tomar distancia y esperar, el momento oportuno, esperar a que todo esté resuelto, en ausencia, esperar… de nuevo… esperar: siempre.


afuera llueve.
aquí adentro estoy al acecho, con un cuchillo en la mano. siento el olor de la sangre que aún no se derramó. las paredes se hacen estrechas.









si te vas ya no estoy.
/el mundo se vuelve un centenar de percepciones desanudadas
que son alfileres
clavándose
clavándome
soy un centenar de alfileres perforando un mundo que ha dejado de ser único/

si no estoy no hay mundo
/la muerte no es un esqueleto reposando en un cajón único y eterno
la muerte es lo que nos acompaña día a día
y que no podemos quitarnos de encima porque tiene nuestro rostro
habita en nuestro nombre
en nuestras sensaciones
en nuestros enfrentamientos privados/

por eso quiero ser indiferente a ti
quiero ignorarte con todo mi odio
/quiero que te corroa
el mismo odio que me corroe a mí/

ratas corriendo dentro de tu estómago
desgarrando vueltas infinitas alrededor del ano
chirriando con alfileres afilados…


no quiero mirarte, prefiero que el espejo refleje lo que está detrás, me desintegro en tu mirada.
las cuatro paredes me oprimen, estoy en el medio y afuera la lluvia… no puedo pensar en nada más, no puedo desviar mi mirada del día de tu muerte, no puedo dejar esta habitación: velándome en tí.



5.2.07

cotidianos

tres chicas adolescentes van caminando, con sus polleras tableadas y sus mochilas redondas con caritas dibujadas. hablan de perros, cito textual:
-no es malo… están entrenados para pelear. es como si vos entrenaras a un tipo. está entrenado para eso, ¡va y pelea!



La gente no puede dejar de decir la verdad, aunque prefieran no darse por enterados.
¿para qué estamos entrenados?
si es el destino del perro el nuestro, ¿por qué round vamos? ¿cuántos faltan? ¿qué sucederá cuando se acabe la pelea?
si no estamos entrenados, o si rompimos nuestra rutina de hábitos genéticos, ¿somos “malos”?







(imaginé a una de ellas conviviendo con un tipo con guantes de box. ella entrenándolo, él golpeándola para que deje de hacerlo…)