11.6.07

insomnio

se gastó el sexo y ahí estaba:
alguien que no era ni yo ni nadie
una máquina de calcular palabras esperadas
/escuchadas con tanta trasparencia que ya no necesitaban ser escuchadas: impalpables, impersonales: comunicables/




miré la billetera y ahí estaba:
el sexo
enlatado para casos de emergencias
acumulado en porciones racionadas, clasificadas en tiempo y espacio, jamás desubicado, nunca fuera de quicio...
disecado en lenguaje
seco




me desnudé y ahí estaba:
mi ropaje pegado
mis conexiones en cortocircuito, mi sombra enredada en instintos sin sujeto ni predicado, la maquinaria de producción con la que no dejo de estafarme, explotarme, sobornarme.
/trajes texturados en palabras trascendentales, que no dejan de ser obsoletas, que no dejan de ser obedecidas/





si nos despertamos del sentido aún queda la música, esqueletos escalonados, caracoles enredados en espirales que arrastran constelaciones, instrumento que articula cadencias en golpes de tiempo: música.




miré detrás del espejo y ahí estaban:
mis deseos mutilados

13 comentarios:

marvision dijo...

Todos tenemos los deseo mutilados, nos damos cuenta cuando deseamos algo…entonces nos damos cuenta que no podemos tener lo que deseamos al instante. Sí, lo obtendremos si nos lo ganamos, y digo yo…porque tenemos que ganarnos las cosas, porque no se nos dan sin nada a cambio???Eh??? Porque la vida es tan cutre??? Así es.
No pedimos venir, pero estamos aquí
Cuando nos damos cuenta, no podemos escapar de aquí
Cuando queremos algo nos dicen, NO
Si nos matamos, rebotamos al mismo lugar y con más dificultades que cuando nos matamos la primera vez
En fin, solo nos queda entrar por el aro, jajaja, que sarcástica estoy, jajaja, jejeje
Me voy a hacer arlequina como tú…jojojo para protestar de todo, estoy hasta la pelota de casi todo…juajuajua
Besos arlequino, si encuentras algún agujero para escapar de aquí…llámame…marimar/marvision

Arleqino dijo...

¿cuándo queremos algo nos dicen que no? ¿por qué? ¿quiénes? ¿porque así es la vida?
no mi amiga, aquí no hay quejas, aquí no hay llantos de capricho para domeñar al Otro autoritario (de cariñito y de mentirita) que quiere domeñarnos (porque él también está bien domeñadito y castrado con la misma tijera). ¿estás hasta la pelota? con las pelotas juegan los niños y las niñas juegan a las muñecas. porque ellas tienen, desde chiquitas, algo que intercambiar. donan su útero a quien sea un buen padre, un hombre trabajador, inteligente, responsable y sobre todo... maduro. son castas incluso para él, para el verdadero. ¡nada de andar con cualquiera! (esos vicios sólo los hombres se los pueden permitir, ya que no tienen útero por el cual responder ante los dichos de los otros.)
como ves, todo es cuestión de intercambio. dicen que siempre fue así. ¿oyes en esto una queja rogando por una justicia más justa?
te equivocaste de blog.
¿escuchas el llanto de un niño pidiendo la intervención de papito querido?
para intercambiar en esos kioskitos están las iglesias y las madres que le cuentan a sus hijas la historieta del príncipe azul. ¡sacrificio! y siempre el mismo sermón, aquí y en el diván del psicoanalista: castración. a mí no me interesa esa risa del vencido, del que todo lo perdió y aprendió a resignarse. esa risa es un llanto. una fachada.

escapar: ¿hacia el mundo de la fantasía en que tendremos una recompensa en vida eterna?

lindo negocio.

pero ya ves... todo parece tan natural. como si siempre hubiese sido así.

el amor tiene muchas formas de expresarse. y de seguro... la que pide cobardemente recompensa no es una de ellas.
todos fuimos niños y estuvimos indefensos alguna vez, ¿seguiremos pidiendo que nos consuelen como nos lo "merecemos"? ¿qué código tenemos que respetar y cumplir para no sentirnos desolados?

si nos lanzáramos al matamor, si realmente nos lanzáramos, comprenderíamos que eso que antes deseábamos no era lo que deseábamos en verdad, sino que era el no.
preferimos el no antes que la nada, y ahí estamos, rebotando siempre en el mismo lugar que la decepción ha dejado.

por suerte... el amor no pide víctimas ni sacrificios. y a diferencia de la acumulación del capital: aquí lo que no se da se pierde para siempre.

melli dijo...

Dentro de este mundo, sabrás (conocés mi blog) que mis deseos son objetados, calumniados, señalados, maltratados, injuriados...
son sólo deseos que florecen de interiores diferentes claudicando moralidades inoportunas.
Amo tanto a este mundo, que lo desprecio.
Amo tanto la libertad que me encierro en ella para mis momentos de felicidad.
Amo no elegir, sino sentir, amo sentir lo que elijo.
Amo aún el desprecio hacia mi, que me hace diferente.
Amo lo que otros no aman, amo la excepción que confirma la regla para que no se vuelva regla.

Bueno me voy... un gusto estar aquí.

Besos

La Flaka dijo...

Cuentan de aquél muchacho que vendió su alma al diablo para que éste cumpliera su deseo inalcanzable.

Muestran las cámaras de televisión a esa muchacha fácil que vendió su cuerpo a un hombre por un par de billetes, esperando un posible progreso, una subsistencia tal vez, un pasar que no se puede pasar sin dinero-capital.

Cuenta el mito de María, la virgen de Nazaret, que ha comprado un niño. Que la condenaría ante la sociedad de no haber adquirido un marido que se haga responsable de su infortunio.
Un niño condenado que quiso salvar a la humanidad (llámese también mamá).

"...el que quiera salvar su vida la perderá...
...Pues, ¿de qué le sirve al hombre si gana el mundo entero y pierde su alma?..."

cuerpoalma, pérdidaganancia, compraventa, dinerocapital, tuyomío, adentroafuera, marioneta somnolienta esperando despertar, durmiendo el sueño zombie del más allá y el más acá.

amormúsica que me transportas a otros mundos dentro de éste, qué me descubres actor y desnudo ante el espejo, que te expresas aún cuando el no! intenta cortar mis alas.

¿cómo es que te llamo amor cuándo sólo siento un vibrar dentro de mí, algo se parece a una melodía vital?

mi deseo es encontrarte en vuelo, dulce Peter Pan.

eso sí, puede ser que en algún momento me vea mutilada y aterrice de golpe vió, en ese caso le pido vuele más alto, para que pueda recordar lo hermoso que es estar allí.
(o en último de los casos páseme el mertiolate o llame a un doctor) jeje.

Besos multicolor

AkashA DulcineA dijo...

El sexo de los zombies, mejor dicho: de las máquinas, porque al menos los muertos quisieron revivir -que no resucitar al tercer día, aclaro- sus deseos destrozados, quizás porque se dieron cuenta de que no había Paraíso que los esperara con las puertas abiertas, por eso, mejor regresar para abrir algunas piernas, que no faltará la que se sacrifique con ellos pensando en el milagro de Lázaro, ¿será también un milagro el revolcarse con un cadáver?

Ahh, pero eso se lo dejo a los creyentes del culto a la indiferencia, como bien mencionaste, ya que el dolor es otro viaje, pero no se crea usted que es al Infierno y de regreso, no, que eso ya ni se les dice a los niños para que no pequen, el verdadero sendero está en la piel, en la percusión de la voz que no dice palabras, que sólo gime, sea de dolor o de placer, pero ¡VIBRA!

¿Hay letras que expresen lo que se enciende en la fiesta?

Hummm...

Shhhhhhhhhhhh...


Le mando melódicas pero ruidosas (¿-descrifre aquí-?)...

MaleNa dijo...

Me noquearon tus palabras.
Dejamé pensar, sentir, querer, que hay otras maneras posibles.
Que de nosotros depende.

Aún hoy quiero mirar la luna, sentir que mañana es mañana.
Te abrazo desde siempre, dulce Arleqino.

Gasper dijo...

La mutilación es, en algunas ocasiones, perder absolutamente todo, y sobre todo si lo que sangra es el alma.

Abrazo entero

Anónimo dijo...

los espejos tiene laberintos.... o los laberintos tienen espejos???
lilas

Hulde Ayala dijo...

eso de los deseos muerto es muy triste...
saluditos!

Pato Correa dijo...

Tu y tus deseos mutilados. Por eso es que solo vives en una jodienda.

santiago tena dijo...

confío ciegamente en la providencia, para otras cosas no soy cristiano, o lo soy a mi manera, pero confío ciegamente en la providencia
muchas de las cosas que nos han enseñado que están mal, yo no creo que estén mal, yo creo que has de hacer lo que sientas siempre, y que el gran pecado de la sociedad humana es proscribir y prohibir en más de una ocasión el hacer lo que se siente
de algún modo, para mí lo que se siente es dios, pero mi fe es tan absoluta y mi confianza tan ciega y tan desmedida que también creo en la providencia absoluta cuando hacemos lo que no sentimos por creernos las mentiras humanas de la religión, la moral, la ley, la decencia, la buena imagen, la libertad como algo malo
pues bien, pero el mundo blog es circular, y si uno sigue su camino hacia delante encuentra luego lo que creía detrás
el mundo real está lleno de gente blog que viaja por aquí de país en país y de persona en persona, y mi providencia angelical es tal, que estas palabras están llenando a esa persona y se hacen ciertas en la medida en que vaya donde vaya, yo siempre estoy con ella, , y los humanos tenemos fallos, y todos queremos que nos quieran, y algunos necesitamos que nos quieran de cerca, y a veces los ojos se me llenan de lágrimas por no haber sido siempre perfecto, y en mi buzón hay un correo que aún no he abierto y con el que no quiero llorar
¿estás ahí?
te quiero

santiago tena dijo...

confío ciegamente en la providencia, para otras cosas no soy cristiano, o lo soy a mi manera, pero confío ciegamente en la providencia
muchas de las cosas que nos han enseñado que están mal, yo no creo que estén mal, yo creo que has de hacer lo que sientas siempre, y que el gran pecado de la sociedad humana es proscribir y prohibir en más de una ocasión el hacer lo que se siente
de algún modo, para mí lo que se siente es dios, pero mi fe es tan absoluta y mi confianza tan ciega y tan desmedida que también creo en la providencia absoluta cuando hacemos lo que no sentimos por creernos las mentiras humanas de la religión, la moral, la ley, la decencia, la buena imagen, la libertad como algo malo
pues bien, pero el mundo blog es circular, y si uno sigue su camino hacia delante encuentra luego lo que creía detrás
el mundo real está lleno de gente blog que viaja por aquí de país en país y de persona en persona, y mi providencia angelical es tal, que estas palabras están llenando a esa persona y se hacen ciertas en la medida en que vaya donde vaya, yo siempre estoy contigo, , y los humanos tenemos fallos, y todos queremos que nos quieran, y algunos necesitamos que nos quieran de cerca, y a veces los ojos se me llenan de lágrimas por no haber sido siempre perfecto, y en mi buzón hay un correo que aún no he abierto y con el que no quiero llorar
¿estás ahí?
te quiero

Mar dijo...

Uy entré y dejé comentario en cualquier lado de la alegría de re-encontrarte!

Te amo así, poeta del insomnio.

Cada palabra aquí, un ramalazo de luz-oscuridad.

"si nos despertamos del sentido aún queda la música".

Me voy a llevar esto.


Otro beso príncipe