10.10.17

descargA

.en tiempo y espacio eslabono palabras que dicen lo que después deberé recordar ,pero cuando recuerde será otra cosa lo que señalen las mismas letras estas ,fijas ,opacas ,apenas espacio-tiempO .y así también ,lo que se lea no será lo que entonces-allá quise decirte ,que te amo y apenas comprendo lo que escribo ,que amor late ,palpable ,a través del cuerpo anclado en esta silla ,en este bar ,donde escribo que cambio y que me carcome el odio de una y mil ausencias ,fijas ,de lugares que no me dio aquel o aquella allá-entonceS .antecedentes de una guerra ,un disparo multiplicado en muchos ,ruidos ,insultos ,un barco ,un océano cruzado ,unas gentes amuchadas ,un silencio ,tradición de traicionaR .comer los desperdicios ,creer en las razaS .tanto odias tanto oído se dió ,cedió ,a la ordeN .a la telE .el tiempo que no es melodía irreversible será espacio dado o negadO .mistificadO .incluso en el propio cuerpO ?qué lugar puedo darle a quien escribo ,a esta mujeR¿ ?hasta dónde será yo y hasta dónde otredad de posesióN¿ ?hasta cuándo podremos compartir cuerpoS¿

.litoral que viene y vA
.me dicen que hay un dioS ,celoso ,que es y habita en la escriturA .y que serán las escrituras garantía ,título de posesióN .que le darán al la poseído a un guión ,qué decir ,una máscara ,un espejo en la voz ,una fe de verdaD conectada a lo real ,para que diga lo que se dice y nO
:acá, ahorA
.escritura en la arena ,descreyendo de ese dioS que no quiso ser diosA 
...escribo que temí porque te amo en este odio a los espacios negados ,arrebata2 ,en esta melodía imposible de re vertiR

25.5.17

pruebas de escritura auto mántica

dicen, que la sanación está a la vuelta de la esquina, o mejor, en uno mismo...
dicen que basta con volver la mirada hacia dentro o con cerrar los ojos y sentir...
¿pero de qué hay que sanar?
"vas a sentir alguna vez que mejor hubiese sido no haber nacido", dijo alguien, ya no sé quién, mas pre siento que fue mi padre o mi madre...
¿por qué me engendraron entonces?


prueba 1:

escribir para curarse.
del dolor de vivir, del dolor que es un síntoma de la vida.
de la memoria misma, que no es una sino partes, astillas, estrellas que se ramifican aunque no se vean las líneas ni se imagine
si
quiera... el mapa del querer.

sin querer no hay dolor, sin querer vivir, sentir, amar, estar.

un tipo venía manejando su auto, su carro, en automático, como manejamos todxs cuando ya hace mucho que manejamos /que caminamos en ruedas/, y de pronto empezó a oír voces, 
lo que le hizo desviar su rumbo,
 automático, 
e irrumpió contra los peatones que lo rodeaban... 
que ya no fueron peatones, sino manchas 
en una pantalla, 
en un video juego, 
en un espacio 
que se volvió virtual. 
  pasó muchas veces, de distintas maneras, los psiquiatras le pusieron un nombre; pero
para entender a los psiquiatras hay ahí que dejar los ayes, los lamentos, y comprender que se trata de una escritura apenas, que no dice más que lo que dice. que no es la Biblia, que pretende decir todo desde siempre jamás. el nombre que le pusieron /la herramienta, que atrapa, encierra, describe sin decir su causa siquiera, sin evocar dios ni demonio, sin pretender fabricar un mito, falible, reemplazable/ es: amok.


escribir es distinto a leer.
leemos regularidades, las estrellas, las estaciones, lo que pasa con nuestro cuerpo o el cuerpo de los que queremos; las regularidades a las que entramos cuando entramos en el mundo. leemos y aprendemos a entrar en ese ritmo. aprendemos de los que aprenden con nosotrxs /y por lo tanto de enseñar, en espejo/. escribir no es solo entrar en sintonía, no es nada mas dibujar las letras, ponerles el cuerpo, la imagen corporal proyectada incluso en trazos de tinta o en manchas luces que titilan, es inventar, entre tejer, una lógica /intercalar dimensiones/.
de las regularidades, sí, claro, pero también de lo distinto /sentir, percibir, entremezclar pero también, desmezclar, separar/, del acontecimiento que sucede hoy y no había pasado nunca jamás antes, y que no volverá a repetirse:
escribir es tener conciencia de la muerte. 
no se trata entonces de leer siguiendo el recorrido del habla, que fluye, de ver las letras, la gramática, y sólo usarla como se usan las letras pronunciadas, que se pretenden siempre reversibles /recordables/, con decir simple mente "disculpas", "¿qué dijiste?", "perdón", sino inventar una nueva gramática, una forma de decir /de una vez por todas/. ¿para qué? para empezar a comprender el cuerpo herido de historias que pasaron y pasan y que seguirán pasando como si fueran naturales
naturaleza que natura:
costumbre,
moral y arsenal de intelectuales que se creen autoriza2 por sus automatismos adquiridos /recordados/ con diplomas escritos y firmados por alguien más que les transmite autoridad /valida/.



prueba 2:

me comparo. me comparto con el tipejo que tuvo un amok y pienso si a mí no me pasará jamás.
vengo en un auto, en un carro, en el automatismo de mis telarañas prensadaspensadas para-mí /a veces por mí/, y de pronto algo se desata:
voces
vos yo voces
un sonido articulado, recordado, blablablado, que vuelve
y se hace alguien: vos.
se dirige a mí.
voz:
entender es obedecer
abecede
digo lo que digo y vos escuchás y vos sos yo y nos desdoblamos y somos todxs los que nos ante 
ceden
las palabras, 
que se hacen ideas, 
que se hacen conceptos, 
que visten a personas, que se colocan en determinados lugares, de estructuras que se fabrican y se pre fabrican, y se compran y se venden, y la humanidad que nos pre cede nos lega.

primer plano:
voy en mi auto y se desprenden las partes del mismo, hacé esto, hacé lo otro, dice la voz /ahora sordo: miro/ porque hacer es entender cada voz que habla en 1 mismo.
saturación, no se entiende nada, todos, todas, hablan al mismo tiempo...
pero alguien se distingue, elige, separa, discrimina
entre todas las voces que hay en 1:
leer como escritor es mirar el sonido. dejar de escuchar. dejar de entender.
mirar las articulaciones, los pliegues, las formas.
el animal, lo que anima: catalogar los demonios que hablan.

autoridad, que habla, que dice: que autoriza: del autor de la vida de 1.

estoy en el auto y me desprendo:
me aturdo /me saturo/ de voces sueltas que desbordan sentidos. 
siento tristeza 
que desquebraja alegrías 
que no había sentido, 
siento vergüenza 
tan intensa 
que no puedo sentirla, me desprendo, me des prendo y apago:
entro al mundo virtual.

soy un hombrecito hecho de luces que titilan.
tirito, transpiro, percibo, siento el tiempo que corre y me corre más rápido y a veces vuelve, vuelvo a empezar, transpiro, me detengo y se detiene todo, volteo la vista y todo empieza de nuevo.
soy un hombrecito que titila luces.
estoy dentro de la cabeza de alguien y mi pensamiento provoca palabras que le hablan en un código, en un lenguaje extraño, de máquinas que hablan.
quiero volver, pero para volver hay que salir del camino:
doblá, doblá, le (me) digo, y programo el instante (soy mi padre, mi madre: mi autor).
volante@.
..
hay un montón de gente que son dibujitos de luces.
y el parabrisas se llena de sangre, sangre
sangre
san gre...

no puedo despertar de mi cuerpo, escrito en palabras hechas letras, des dobladas en sonidos y dibujitos que no dicen nada.









prueba 3:

empiezo a pensar que escribir no me va a salvar de nada, no me va a curar de vivir hasta morir, mirando las estrellas y las regularidades, del dolor y la alegría. empiezo a pensar que no basta con hablar /que la sanación no está a la vuelta de ninguna esquina/ y que sea lo que sea.
empiezo a pensar que es mejor no pensar.
/que hubiese sido mejor no haber nacido, si se nace para, por, que sea necesario morir: matar./

me leo:
descubro regularidades, edades entremezcladas, tiempos y el tiempo final fantaseado de un amok. pienso, a pesar de que duela:
mi muerte /causaconsecuencia/, haber despedido, arrojado, matado. matamos cuando vemos morir y nos sentimos culpables /con secuencia/ de seguir vivos. engendrar, tener hijos, es como escribir. separar
la vida
del producto /las secuelas/. dejarse morir por conservar la vida de otrx /no querer, por querer demasiado, no poder matar/, que pasa a ser más importante que 1. más importante que
las propias regularidades,
los ciclos, tiempos... que se pierden (me pierdo) en la manta del pasado.

la muerte anda en bicicleta.





prueba 4:

una mántica es una adivinación. 
a partir de lo escrito, entresacar una suerte.
sortilegios: leo, escribo, arrojo dados a partir de lo dado, encarno el azar: 
el amok no fue casual. está escrito /hecho mito, leyenda: a pesar de la terminología "científica"/, en las formas de paternidad, de autoridad de la época.
y todas las épocas tendrán sus amoks.


prueba 5:

alguien me dijo /pensé yo mismo: viniendo hasta aquí desde allí, al futuro de entonces/ que hubiese sido mejor no haber nacido  /ahora lo revivo como un deja vu/ lo programé, lo escribí /ficcioné/, lo leí, aunque entonces no había entendido.

bebo como 
el programa y reconozco al asesino (a su máscara, su rastro, su firma, su letra). comprendo que (me) voy a morir y mato. 
hago ciencia: ficción y
desactivo algunos sentidos /que no por falsos son menos verdaderos/. 
actúa (en mí) entonces 
una selección /una paternidad que escribe con puñal, una maternidad que ahoga y borra/ que calla voces y hace actuar: 
entre los signos del lenguaje /reversible (perdón, disculpas, lo siento: repensarse, resituarse en el entretejido, reseteable memoria)/, los emblemas /irreversibles: mitifica2/, las mediciones de fuerza (de autoridad). 

recopilo, repito, resguardo, recojo: invento lenguaje. intento hablar con alguien más. resguardarnos en conjunto. hacer, construir, inventar: paternidades y maternidades que nos cuiden de que se inviertan, volteen, las cartas /las mánticas/ del destino.








escribo: escribir cura, a quién deja de entender, escuchar, obedecer. los ciclos, las regularidades, 
las gramáticas 
que deletrean m a m á p a p á, y la complejidad de las redes fraternales. 
reveo ficciones, desvíos, sobre lo ya hecho mito, porsiemprejamás.

escribo: mamá. mimo las palabras.  
escribo: papá. para dejar de diluirme en autoridades ajenas /propias/ que dejo de /empiezo a/ protagonizar.


(espero, necesito, de la voz de tus ojos /de vos/ para que leas /escribas/ la construcción, fortuita, improvisada, 
inventada al paso, de este mismo texto que pretende
revelar
sus autoriedades.)