17.4.08

tiempo al tiempo



hay un agujero en el piso
conduce a los innumerables pisos, pasillos y escondrijos de una noche que se pierde en otras noches
cuando trataba de amarrarme resbalé
cuando resbalé los pasadizos fueron pesadillas
apesadumbrándome


...
.....
.............
hay un agujero en el piso
que conduce a los millones de años y siglos y eras
que caben en tan sólo un microsegundo
que puede tajar una herida

cuando resbalé comprendí el lado malicioso de lo correcto
que es la contracara exacta del lado correcto de lo malicioso
.

¿cara o cruz?
-me dije

y entre todo el tiempo que se puede desgranar en un segundo
hay un rostro que detrás tiene
otro tiempo
otro ritmo
otra historia
.
y que juntos podemos contruir un laberinto
.
y perdernos para siempre en nuestros deseos

o rescatarnos del deseo en un efímero juramento de eternidad

¿aceptas?
...

preferiría no conocer tus buenos modales
porque en ellos puedo resbalar hasta quebrarme la médula
que me conduce al primer día de la historia
en que un mono
pudo
d
ec
ir
"te amo"

pero la mona que recibió el mensaje
fingió entender
porque creyó que estaba en presencia de otro espejo
como aquel en el que se había resbalado el día anterior
y que la condujo al abismo
de todos
los tiempos
que serán presente en un
futuro
cargado
de miles de futuros




6 comentarios:

viper dijo...

love is insanity
imposible to find
and going on means goin´ far
into the dead light

Tresketecho dijo...

...impresionante

por primera vez no me siento vestido de extranjero

Natasha dijo...

Celebro tu arte con un fragmento de estas letras, especialmente escritas para vos

a la orilla del borde
el orificio transmisor
perfora la dura madre
con ductos y con ductas
estrafalarias y extra vagantes / fatalidades,
para una mujer estrambótica
en plena agonía

amor y hastío, goteo de deseos y carnavales
mezcla de años de barro y carne
el espacio desdoblado en blanco y negro
masilla que embrutece
fotones que van y vienen
el tiempo, un remolino artístico
luz que va de bruces


Besos

Tania dijo...

Lágrima para Alicias


Hay un agujero en el lado tras lúcido, si ese que es pejo
¿te atreves a mirar? mmm ¿Yah Ve? (eh) jeje
Alicia toda, todavía Alicia, la imagen teje
en dos planos, de dos planetas que se circundan
dos trasmundos, unos tras del otro, dos reflejos que se desentierran
que rotan en sentidos opuestos
que gimen en espiral y dilapidan su tiempo en delicias

Alicia en la segunda de las orbitas esquineras del mundo lunático
troceando espinas rayos y barcas del mar de la serenidad
sentidos sentimientos un mundo de locura
fases y antifaces collares y artilugios
domeñando al guasón
ocultando su más cara, máscara
que desesperada espera en la estación del tren


con los ojos cerrados jugando con las palabras

Alicia dice: - viste!! ¿viste de donde vengo? – un espacio infinitamente minúsculo
Valet dice: - si, te vi salir del espejo de la estación del tren. Infinitamente expandida
O quizás era solo un reflejo -.
Alicia dice: - no, no, me dices que lo sentiste…
los sentimientos nuevos atraen no se pueden obviar, las marcas son inobjetables
no pudo haber sido obra de la imaginación
que sabes de sobra que es estrambótica / esto es realmente plástico
¿incluso acaso no te ha moldeado a vos mismo? -.
Valet dice: - ¡¡no, no, no me digas, qué esto es Verdad!! -.
-como no es verdad el olvido y los sueños repetidos que claman que el mundo de las fantasías no existe –


El valet llora una lágrima seca por Alicia. Llora por todas las ingenuas alicias
porque cuando hay derrotas llorar es una delicia.

(como el Valet rehusa ser veleteado, Alicia se ha deslizado) se oye una voz que dice: - ¡¡el que quiera perder su vida la salvará!!! - este es el modo como el valet goza del asombro y alicia de ser gozada


son días voraces bilocados / bigéminos que nunca se olvidan
y basta la danza de los planetarios para llagar todos los meses al lado oscuro de la luna
meses como meses de microsegundos, años luz reducidos a enanos, simples nanosegundos

del otro lado del espejo una victoria sangra como cualesquiera lunas moradas mares tranquilos sexados
con el valet sobre un unicornio y Alicia metamorfoseada en leona y todavía la imagen
en los semáforos de aquella derrota todavía suenan las bocinas y ululan las sirenas
marcha el tren masticando rieles.
con el muñón sangriento del cuerno del unicornio / lo veo y pienso:
todavía joven (a través del espejo)
todavía tonta (bajo tierra)
todavía necesitando veladoras veladas sintientes
pistas para valses
versos mojados con lágrimas teatrales de bufones videntes

todavía versos
correspondidos por el valet

Natasha dijo...

hola a todos, vengo por Arlequín

vengo en plan de hallar a Arle / tras sus humores
trasmutando lo obvio en sorpresa
la noche naciente y desleída
de sus fábulas / vengo contra su rostro
a probar su risa, su lengua a robar sus nombres sus máscaras
a llagar sus rimas, imágenes,
ritmos, ideas como sin sentido
una semántica extraña, una maraña
de sus entrañas, libre de paradigmas

lo encuentro especulando tras su atardecer loco
lo hallo hilando sin taxis,
confabulado en las estampidas
de su filón mirando nuevas vivencias
lúcido y penetrante
transparenta la opacidad del mundo
de sus tiendas de obituarios
o anunciaciones que no alcanzo a ver
o eran souvenires de sus viejas mascotas
de plastilina
tatuadas con violencia por los lenguajes
vetados en el prólogo o en el resumen
intenso sumario
hecho, sin euforia ni desgano, en abundancia de si mismo

vengo por Arle pero

—fatal—

su hilo antes vino por mí

Akasha Dulcinea dijo...

Habrá que perderse un instante eterno en el deseo...
pero,
¿cuál deseo?
¿el de ella?
¿el de él?
¿un instante eterno es lo mismo que un para siempre?

Las pesadillas compartidas, qué complejas que son...


OsCuRaS y PeRvErSaS rEvErEnCiAs.