8.3.08

fuego

todas las noches son la última
sus remolinos infinitos


la vida duele
se abre se desgarra
se consume el aluvión de mares y ocasos desangrados
las pieles que no lo pueden disimular


me dijo: no habrá ninguna igual
tan hermosa y tan ajena
y un millar de pájaros volaron hacia el infinito
lo sé



todas las noches son la última
¿lograremos sobrevivir alguna vez?
















.

3 comentarios:

AkashA DulcineA dijo...

Y si sobrevives, ¿la noche será eterna?
Y si sobrevives, ¿eso te hará feliz?

Si sobrevives,
estarás engañándote a ti mismo,
ahí,
frente al espejo de la luna,
pensando que eres feliz ahora...

Cada noche es la primera...


Escribo esto con un muerto murmurando acerca de sus noches de fuego, donde la felicidad es producto de la farsa, aquella de los romanos.


Reverencias Desaliñadas Para Vos.

Tania dijo...

¿vivir en la oscuridad de un sobre?

bajo fuego, bajo vivir
un sobre con tu nombre secreto
sin remitente

un sobre vacío, un sobre cerrado, un sobre abierto
o un sobre con una hoja en blanco

desocultar el sentido
recuperar la sensación del verdadero sentimiento
volar, transmigrar, fluir
una hoja muda, una hoja moribunda
es más que una hoja muerta cayendo en espiral

una hoja afilada y puntiaguda
penetrando la piel
la perspicacia personal
hundiéndose en el placer del dolor
en sus innumerables senderos
acasos y ocasos
intuición mística y mítica
la ternura, el arte, la poesía,
nada igual, nada idéntico
cuerdas vibrantes
espacios multidimensionales
miles de ondas sobrevolando mis curvaturas placenteras

...y el fuego resplandece introducido al interior

desde el infinito
hacia la noche sin fin
la ultima noche de todas las noches
saliendo de ti mismo
es mi noche


un beso de fuego, mientras te escucho llegar alguna vez

Aleja Gómez dijo...

fuego de señales cruzadas. en la pantalla una película pornográfica. en mi cabeza una novela de misterio. en mi pantalla una mentira preciada. en mis ojos rojo vivo. en mis mamos mi sexo. en tus manos mi orgullo: mi piel. en tus días mi sangre. en mi sangre tu herida. en mi piel un tatuaje de tí. en mis horas las horas que faltan para que dejes de faltarme. en mi mente un huracán. mis partes partidas. mi ocaso erosionado. mi pasión dinamitada. mi explosión en tus ojos en los cuerpos de nuestra mutua fantasía...