17.8.07

tengo un estómago fuerte: me enferma cada vez que mi cabeza se siente sana, pura, casta y transparente.
mi estómago le ha declarado la guerra a los fantasmas que anidan en el campanario vacío... mi cabeza. silenciosa.
mi estómago siente el asco que no me doy, callando y ocultando, el agujero que no entiendo, que me chupa y me vomita, detrás del decorado, el agujero de mi estómago.
mi estómago es fuerte, y hace ruido cada vez que mi cabeza pide silencio para...


sssssshhhhhhhhhhhhh

8 comentarios:

Natasha dijo...

hablas... con pulso

muy agudo

y es que...

el estomago nunca le ha dicho a la cabeza: quiero ser tu camarada...

Arleqino dijo...

¿me pides que me coma mis pensamientos o me estás pidiendo que racionanalice mis comidas?


pd: los amores a través de la escritura son imposibles mi querida eneamiga, justamente por eso no dejan de conmovernos y llegarnos hasta el tuétano. ¡hemos comido por siglos las letras cagadas por quién sabe qué buitre bastardo!

Natinat dijo...

...interesante

sucesor del vampiro dijo...

dios es la mierda.
dios es el deshecho indigerible que quedó insepulto por siglos. dios produce mal olor y por eso no nos atrevemos a hablar de eso si no es en términos muy "cuidados", muy pulcros, muy DISFRAZADAS.
vamos, señores, señoritas, estamos hablando de toda la violencia descargada sobre la humanidad, ¿ustedes le llaman a eso índice de civilización?
desagotamos la mierda de cada día, la mierda de nuestras vidas confesándonos y sintiéndonos culpables... en esos grandes sanitarios a los que llamamos iglesias.
cuando alguien quiere lavar su imagen acude a dios, cuando a alguien se le acaban las fuerzas se revuelca en la mierda, para que después todo vuelva a ser "normal", pues, no hay un punto más bajo.
por siglos comimos la mierda de un patriarca, la mierda de dios, que nos enseñó a deletrear, letra por letra, la fascinación consuetudinaria por los amores imposibles, el olor a mentiras podridas que tiene la idea de eternidad, la farsa de un pensamiento que ya no tenga cuerpo...

otro nombre de dios, dirán sin decir sus profetas, es dinero.

Uno y único, compre compre, eterno y transparete, vomite y presérvese, la mierda que nos venden cada día...

Lilas... dijo...

es cierto que el estomago no perdona ninguna de nuestras tritezas, ninguna de las veces que no dijimos basta!!!

hagan silencio.... mi panza... mi panza...

saluditos..

Gasper dijo...

Las contraindicaciones de un desayuno cargado de sopa de letras...

Se sabe que por alguna parte el cuerpo transmite lo que no decimos.
En cambio el alma prefiere escaparse por ahí, hasta que vuelva la calma.

Abrazo, querido Arlequino

LiterataRoja dijo...

eso es una gran resaka!!! como la q tengo yo hoy...
saludos!!!

N dijo...

¿quien sabe si no lo uno, si lo otro?

¿si él pudiera se comería los tañidos de su guitarra?

¿acaso no lamería la sangre dejada en la melodía de las cuerdas?

a veces los pensamientos son sólo el hartazgo de palabras que no llenan vacíos


y si, tienes tu ración de razón, pero... nada es para siempre


tu amiga N